Saltar al contenido

Qué son las ICO y por qué son tan importantes para las criptomonedas

definicion de ICO en criptomonedas

Las criptomonedas son, a día de hoy, un término que ya no resulta extraño a oídos de una amplia mayoría de las personas de la sociedad, pero que no era así hace un año. 2017 ha supuesto un punto de inflexión para otros lo relacionado con las divisas virtuales, multiplicándose las inversiones en las mismas y dándose a conocer fuera del ámbito más experto. Con esta popularización, las preguntas acerca de conceptos básicos tanto de inversión como de aspectos singulares de las criptodivsas se suceden entre aquellos que quieren comenzar en este nuevo mundo virtual.

ICO, altcoins, *hash rate* y un sinfín de nuevo vocabulario que todavía no es tan común como lo son las inversiones en criptomonedas, las cuales son ahora comunes debido a la gran facilidad de servicios y aplicaciones para que cualquiera pueda comprar y vender cantidades de las mismas en apenas unos segundos. Pero las ciptomonedas son algo más que meras transacciones con fines especulativos.

¿Qué es una ICO?

A grandes rasgos, una ICO se podría definir como la manera que tiene una nueva criptomoneda para financiarse antes de poder salir al mercado estándar de manera masiva.

El término ICO proviene del inglés (Inicial Coin Offering) y viene a significar lo que se traduce como oferta inicial de una moneda. En otras palabras: la cantidad inicial de una divisa de la que se dispone en un primer momento para ofrecer a los comprados interesados, una cantidad limitada y, por tanto, codiciada.

El objetivo de llevar a cabo esta acción no es otro que el de recaudar dinero de manera inicial para dar soporte a un nuevo proyecto que, generalmente, encabeza una moneda como método de pago, aunque existan otras peculiaridades detrás de esta. Así, esta limitada oferta inicial provoca que más compradores quieran hacerse con la divisa en cuestión, pudiendo recaudar una cantidad mayor con la cual poder comenzar a operar de manera solvente.

En definitiva, no es muy diferente de lo que hacen las compañías tradicionales cuando quieren salir a Bolsa y plantean una oferta inicial de acciones para los primeros inversores.

¿Cómo funcionan?

Una ICO se puede realizar de manera pública, de manera privada o de ambas formas. Esto último es lo que tiene pensado llevar a cabo la plataforma de mensajería Telegram como Gram, una criptodivisa que planean poner en circulación en algún momento de los próximos meses. En el caso de este proyecto, se espera que entre inversores privados y públicos se pueda llegar a obtener entre 1.200.000 y 2.000.000 millones de dólares gracias a las primeras compras de los inversores en la criptomoneda.

La seguridad en las ICO

Invertir en proyectos –y más aún hacerlo de manera online– es algo que siempre entraña cierto riesgo y, además, algo que aún genera desconfianza en buena parte de la población. La realidad es que las ICO no se diferencian demasiado, como hemos mencionado, de las inversiones tradicionales en Bolsa, por lo que conllevan tantos riesgos como beneficios. Si en Bolsa una operación puede salir endiabladamente bien o contenidamente mal, con las criptomonedas ocurre exactamente lo mismo.

Participar en una ICO es más o menos seguro desde el punto de vista de inversión inicial, pues para el usuario particular que realiza dicha inversión no supone más riesgo que el de aportar un dinero a un proyecto en el que se confía para que este pueda ponerse en marcha.

Una vez hecho esto, no obstante, puede ocurrir que el éxito del proyecto no sea el esperado, encontrándose en la cartera virtual con unas monedas que no solo aportan un valor extra al poseedor, sino que lo disminuyen, perdiendo así parte de la inversión inicial. Esto entra dentro del juego del intercambio de valores, algo a lo que también hay que sumar que se trata de inversiones online, las cuales pueden estar sujetas a problemas de seguridad que termine con el robo de las criptomonedas o divisas, suponiendo así también la pérdida del dinero proporcionado.

Qué es una ICO Blockchain

Por lo tanto, seguridad y rentabilidad son dos términos que van siempre de la mano en el apartado de las criptodivisas, estando sujetos tanto al comportamiento del mercado de valores como de las tecnologías que garanticen el correcto funcionamiento de los sistemas de protección.

Por parte del usuario individual, que no es un gran inversor, lo más sencillo es apostar por grandes proyectos, respaldados por compañías conocidas y que cuenten con un respaldo detrás que aporte más garantías que el de un proyecto desconocido y del que no se tiene demasiada información.

Un ejemplo claro de una ICO exitosa es la de la actual Ethereum, una de las monedas que más ha crecido en los últimos tiempos y que un su día consiguió recaudar 18 millones de dólares en su salida al mercado. Queda lejos de los 1.200.000 millones que quiere conseguir Telegram, pero también hay que tener en cuenta que el mercado entonces era mucho más reducido de lo que lo es ahora.

Cómo estar al día de las ICO que están por venir

Actualmente, con esta gran expansión que afrontan las criptomonedas hay un sentir general que se ha ido propagando: perder la próxima oportunidad de sumarse a un proyecto que genere unos grandes beneficios. De esta manera, cada vez son más aquellos que siguen de cerca no solo el estado de las criptomonedas en las que se tienen inversiones, sino el de aquellas que van a ser lanzadas de manera próxima y que suponen, por tanto, una potencial opción para apoyar ese nuevo proyecto.

Para todas esas personas que quieren seguir de cerca cuáles son las próximas ICO, qué características tiene cada una de las monedas y si es interesante invertir en ellas o no, existen páginas como Coinschedule o Ico Alert, donde se actualiza de manera constante el estado de las ICO que están actualmente activas (qué porcentaje de monedas restan para completarse) y cuáles son aquellas que llegarán al mercado en las próximas horas o días. Esto facilita el poder realizar un estudio pormenorizado y pausado y, con ello, lograr mejores y más fructíferas inversiones.

Rate this post